La litiasis es una enfermedad causada por piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres y vejiga). Estos cálculos están compuestos de Oxalato cálcico y ácido úrico, la mayoría de las veces.

Su sintomatología incluye crisis agudas de dolor derivadas del aumento de presión y la consiguiente dilatación del riñón y del sistema colector. También pueden presentarse: hematuria (sangre en la orina), polaquiuria (necesidad de orinar muchas veces durante el día y la noche, náuseas y vomito).

Para realizar un correcto diagnóstico de la litiasis se deben llevar a cabo análisis de sangre, donde se revelan los excesos de calcio o ácido úrico en la sangre; análisis de orina donde se muestre la eliminación excesiva de minerales que forman cálculos; pruebas por imagen donde aparezcan cálculos en las vías urinarias.

En cuanto a los posibles tratamientos, estos dependen del tamaño de los cálculos, si son pequeños y sus síntomas son mínimos pueden expulsarse a través de analgésicos o terapia médica.

Es importante destacar que el 90 y 95 por ciento se pueden eliminar mediante procedimientos como la litotricia extracorpórea por ondas de choque por medio de la cual  se rompen los cálculos en pequeños fragmentos. También existe la ureteroscopia, a través de los propios conductos urinarios, uretra, vejiga, etc.

Es importante que, ante la aparición de cualquiera de los síntomas antes mencionados, consultes a un urólogo profesional y con amplia experiencia como es el Dr. Enrique Trigueros de La Vega.

Con información de Urología Clínica Bilbao, Clínica May y Cuídate Plus.